El programa busca la participación social para colaborar en generar mejores oportunidades para el bienestar de la población infantil en rezago económico.

Con el objetivo de atacar la deserción, reducir el rezago educativo y fomentar la integración familiar, el DIF Municipal de Cuauhtémoc puso en marcha el programa “Padrino DIFerente”, que solicita la participación económica de la población cuauhtemense para brindar las facilidades de estudio a niños y adolescentes con alto grado de vulnerabilidad.

En rueda de prensa ofrecida este martes, la directora del organismo municipal descentralizado, Monserrate Terán López, lanzó la convocatoria a los ciudadanos que se interesen en otorgar una beca mensual de 500 pesos mensuales para niños de preescolar, primaria y secundaria y de 1000 pesos mensuales para los adolescentes que requieren cursar su educación media superior.

Las personas interesadas podrán acudir al DIF Municipal ubicado en la avenida Guadalupe Victoria y 39, en horario de oficina, de lunes a viernes, donde podrán registrarse como benefactores en esta causa.

Así mismo precisó que el DIF logró que algunas escuelas participen además con la condonación de las cuotas escolares y vigilará que los recursos otorgados de las apadrinadas a cada niño, sean utilizados exclusivamente para las necesidades propias de su educación.

La funcionaria añadió que el DIF Municipal ya detectó a 6 niños que por sus complicadas condiciones económicas en el hogar desertan de sus estudios para acudir a trabajar a las calles y ahora requieren retomarlos, sin embargo pidió la participación misma de la sociedad para denunciar más casos de infantes que tienen condiciones económicas precarias y que requieran ser apadrinados.

La intención del programa es lograr que los niños vulnerables continúen sus estudios y con ello generen mejores oportunidades para su bienestar, la colaboración efectiva y afectiva entre sociedad y gobierno, así como coadyuvar en resarcir el tejido social.

Compartir en Facebook