Con la intención de inhibir la propagación del coronavirus, los elementos de Protección Civil, Gobernación y Seguridad Pública siguen con las revisiones constantes en establecimientos que abrieron sus puertas a sus clientes. Se recibieron llamadas al sistema de emergencias y se atendieron, aunque algunas resultaron falsas.
En esta ocasión acudieron al varios establecimientos de la Colonia Reforma como el Super Supérez, Super La Oz, Super del Centauro y Super la Fe, donde se recibieron llamadas indicando que no contaban con las medidas preventivas de salud.
Se dio puntual atención a cada una de las llamadas, además de los recorridos de rutina, se les explicó a los dueños el uso adecuado de cubrebocas, los lineamientos de sana distancia que deben seguir para que su local siga en funcionamiento y en general la aplicación de gel antibacterial a todos los clientes.
Es importante mencionar que la mitad de las llamadas fueron falsas ya que se acudió a los lugares y se detectó que contaban con las medidas y no hubo motivo para clausurar, y lo que se hizo fue solo reafirmar a los dueños la manera en que ahora se debe de trabajar y donde faltaba alguna medida se les orientó e instruyó de como implementarla.

Compartir en Facebook