Niños y jóvenes en vulnerabilidad recibieron su primer recurso de ayuda para continuar sus estudios.
-Invita Alcalde Romeo Antonio Morales Esponda a la ciudadanía a colaborar por esta causa.
De la mano del Presidente Municipal, Romeo Antonio Morales Esponda, niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad recibieron el primer estimulo mensual que gestionó el DIF Municipal ante la ciudadanía a través del programa Un Padrino Diferente, a fin de coadyuvar con su preparación académica y con ello evitar la deserción escolar.
De manera simbólica, 3 de los 12 niños y adolescentes registrados hasta el momento, recibieron su apoyo económico que les permitirá ayudarse para costear los gastos que implica su educación formativa.
En el evento, el alcalde Romeo Antonio Morales Esponda, invitó a empresarios y ciudadanía en general que estén en posibilidades de aportar en esta noble causa, puedan dirigirse ante el DIF Municipal y con ello se pueda incrementar el número de beneficiarios.
“Buscamos a esos jóvenes y niños vulnerables, no queremos que se encuentren trabajando porque sus padres no pueden ayudarlos económicamente por la pandemia o la desintegración familiar misma, queremos rescatarlos”, expresó.
Un Padrino Diferente requiere estímulos mensuales de 500 pesos para niños en educación preescolar y primaria y mil pesos para estudiantes de secundaria y preparatoria; esto durante un lapso de seis meses.
Por su parte, Monserrate Terán López, directora del Sistema DIF Municipal, agradeció el apoyo del Presidente Municipal para permitir impulsar este programa que tiene como objetivo claro evitar que los niños abandonen sus estudios por falta de recursos económicos.

Compartir en Facebook