Cd. Cuautémoc, Chih.- El alcalde Humberto Pérez Holguín encabezó la entrega de uniformes a las primarias Francisco Villa y Francisco Chávez Orozco, en donde fue recibido por las comunidades estudiantiles, quienes le expresaron distintas formas de agradecimiento por estos apoyos.
La directora de la primaria Francisco Villa, la maestra Martina Ivonne Baquera, indicó que el programa de uniformes escolares gratuitos a escuelas públicas genera un gran impacto en el quehacer docente.
“Si los niños utilizan uniformes se elimina el signo de estatus económico, posiblemente las burlas se reducen, además los padres ahorran dinero, pero lo más importante es que los alumnos se preparan para la carrera de la vida, ya que adquieren la responsabilidad de portar uniforme”, manifestó.
Por su parte, José Sosa, director de la escuela primaria Francisco Chávez Orozco, explicó que la distribución de más de 24 mil uniformes a kínderes, primarias y secundarias del sector educativo público, sin duda conlleva un gran esfuerzo, por lo que agradeció y reconoció esta iniciativa de la Administración Municipal, así como el tiempo que se dan las autoridades para ir a cada plantel.
Por su parte, el director de Desarrollo Social, Luis Chapa Zamarrón, subrayó que aunque el tema de educación es responsabilidad del Estado y de la Federación, el alcalde Humberto Pérez Holguín ha girado instrucciones precisas para adoptar todas las necesidades que tienen y darles respuesta.
Una de ellas ha sido precisamente la dotación de uniformes para cada estudiante de educación básica de escuelas públicas, en donde se ha realizado una inversión histórica de más de 16 millones de pesos.
Finalmente, el Presidente Municipal manifestó a los padres de familia y estudiantes que la educación es uno de los ejes principales de su Gobierno, por lo que además del programa de uniformes escolares, se han implementado otros como el apoyo con gas a escuelas, distintas obras de infraestructura y apoyos para el mantenimiento de los planteles.
Reconoció que año con año las familias hacen un gran esfuerzo por comprar a sus hijos los útiles, uniformes y calzado que necesitan para volver al nuevo ciclo escolar, y es precisamente pensando en las economías de cada hogar que se implementó el programa de uniformes, que además da sentido de identidad e igualdad a los estudiantes.